sábado, 23 de julio de 2011

costumbres




Encontrabame tirándome los toros desde la barrera cuando un compis salió, con la perla que hoy les traigo.

Y yo quedé con los ojos cuadrados, siempre he dicho que el usuario promedio en twitter, es una persona con cierto nivel académico y adquisitivo, ergo bajo esas circunstancias se imaginaria uno que el usuario de twitter tiene cierta educación social y modales, pero últimamente me he encontrado que los modales y las buenas maneras se han relajado.

Hace mucho tiempo estoy diciendo que a los tuiteros les encanta saber que tienen derechos, que tienen full libertades, que se pueden expresar, pero no quieren reconocer que también como cualquier ciudadano tienen deberes, y lo mas básica es respetar a los demás.

Nunca he entendido, porque la necesidad de ofender para defender un punto, y peor reafirmarse en la ofensa, eso en mi criterio demuestra la escasez en el argumento

Y es que yo me pregunto, porque hay que acostumbrarse a las “palabras duras”? No, yo prefiero que todos como sociedad dentro y fuera de las redes sociales nos empecemos a acostumbrar a la decencia, a la educación, al respeto a las elecciones de los demás.

No voy a posar de puritana, los que me conocen, saben que cada de vez en cuando tengo potencial de camionero, por las cosas que salen de mi boca, PERO los que me conocen también saben que a la hora de sostener una discusión, por muy acalorada que sea nunca utilizo ofensas, porque al final al usar ofensas, tal vez causen efecto en el interlocutor, pero sin lugar a duda quien siempre queda mal es quien no mantiene la altura en la discusión.

Yo prefiero aplicar aquello de: Keep fights clean and the sex dirty!